Back to top

Nota de aplicación

La jerarquía “mobiliario” contiene términos para objetos que son principalmente móviles, que proporcionan comodidad, conveniencia o protección a lugares como viviendas y negocios, u otros espacios públicos o privados. Pueden ser útiles u ornamentales, utilizados en espacios interiores o exteriores. Incluye los nombres comerciales de tipos particulares de muebles que se han utilizado genéricamente. En cuanto a su relación con otras jerarquías: Los objetos cuyo propósito principal es servir como receptáculo de almacenamiento u otro tipo de contenedores (“caja de velas” y “baúl”, por ejemplo) aparecen en la jerarquía “Contenedores”; las instalaciones permanentes e integradas a la estructura del edificio (como el “altar” o la “pantalla de coro”) aparecen en la jerarquía “Componentes”; los instrumentos para medir el tiempo y de meteorología (tales como el “reloj” y el “barómetro”) se encuentran en “Instrumentos de medición”; los descriptores sobre las formas de los muebles (como “bombé”) aparecen en la jerarquía “Atributos y propiedades”; los términos para partes constituyentes del mobiliario (como “reposapiés”) están en la jerarquía “Componentes”; en esa jerarquía se encuentran también los elementos arquitectónicos que a menudo aparecen en muebles (“arco”, “frontón”, etc.); los motivos abstractos y patrones convencionales (como el “trifolio”, por ejemplo), que representan un vocabulario visual utilizado en las artes decorativas, aparecen en la jerarquía “Elementos de diseño”.